Qué es y para qué sirve la logística inversa

Durante la última década se ha producido un cambio en la sociedad y la preocupación por el medioambiente y la sostenibilidad se han convertido en un asunto prioritario para muchas personas, empresas e instituciones. El calentamiento global, la contaminación en las grandes ciudades y los océanos, y la deforestación, entre otros acontecimientos, han despertado en las personas la necesidad de proteger el entorno para poder incrementar el nivel de vida y garantizar que generaciones futuras sigan disfrutando de los mismos recursos disponibles hoy en día.

Una de las consecuencias más llamativas que indican esta evolución hacia lo sostenible y lo verde, se encuentra en la gran importancia que cada vez se le otorga a la logística inversa, o recuperación de los residuos, productos sobrantes y obsolescencias, para evitar que causen una contaminación perjudicial para el medioambiente.

Qué es logística inversa

La logística inversa es un proceso dentro de la cadena de suministro que se produce tras la entrega de la mercancía al usuario final, y consiste en devolver el producto, envase o embalaje al distribuidor, proveedor o fabricante. Este proceso no es siempre necesario, aunque la tendencia es a incluirlo cada vez más en los procesos de distribución de mercancías para minimizar el impacto en el medio ambiente.

La logística inversa también se la conoce como retrologística, y es un proceso que muchas tiendas online ofrecen hoy en día a sus clientes, ya que se trata de una potente herramienta de marketing.

La presión legal y legislativa de los diferentes países también ha influido al incremento de la logística inversa, con el objetivo de minimizar el impacto de los desechos derivados de los productos en el medio ambiente.

Los elementos de la logística inversa más importantes son el tratamiento de mercancías, productos, envases y embalajes, así como la reducción de residuos en el origen. Utilizando las herramientas y procedimientos adecuados se pretende minimizar los residuos que se generan en el ciclo de vida del producto, desde que sale del lugar de distribución, hasta que llega al cliente, y en el proceso de vuelta al origen si se produce.

Tipos de logística inversa

Podemos encontrar dos tipos diferentes de logística inversa;

1. Logística inversa de devoluciones

Se produce cuando hay que retornar el producto desde el cliente final al distribuidor, fabricante o proveedor de origen. Existen muchas circunstancias por la cual se aplica este tipo de logística inversa, siendo las más habituales:

  • » El cliente final devuelve el producto al no coincidir con lo que había comprado.
  • » El producto llega en estado defectuoso o cuenta con alguna tara.
  • » El producto es entregado en una dirección errónea y no se dispone de la dirección correcta.
  • » El producto se encuentra obsoleto o ha cumplido con su vida útil.
  • » Existe un exceso de stock y los productos deben regresar al almacén o centro de distribución.
  • » Por inventario estacional, retornando los productos sobrantes cuando pasa su periodo de ventas.

2. Logística inversa de residuos

Cuando lo que se devuelve tras la entrega son residuos, es decir, se reciclan y tratan los desechos que se han generado por el producto final tras su entrega. El objetivo de esta logística inversa es el de reducir el impacto ambiental recuperando y reutilizando esos materiales.

Con este tipo de logística inversa de residuos, se persigue que el destino final de los productos, embalajes y envases no sea el vertedero, sino un centro donde se tratan y reciclan, convirtiéndolos en nuevos productos o materiales utilizables nuevamente.

Logística inversa, características

Podemos definir la logística inversa con una serie de características fundamentales:

  • 1. La logística inversa puede escalar en diferentes niveles. Por ejemplo, del cliente final pasa al distribuidor, y de este, al fabricante.
  • 2. Es más rentable mientras mayor volumen se mueva. Cuanto más productos o residuos sean devueltos, menor serán los costes de devolverlos a su origen (costes de transporte y almacenaje).
  • 3. Es una herramienta para establecer una relación más estrecha y sólida con los clientes, aunque requiere de un mayor inversión y esfuerzo por parte de la empresa (elemento diferenciador con la competencia).
  • 4. En el proceso de logística inversa o devolución intervienen diferentes áreas de la empresa, y no solo el departamento de logística y transporte. En una devolución actúa el servicio de atención al cliente para interactuar con el cliente final o el departamento de finanzas, para generar la correspondiente factura de abono y devolución, por ejemplo.
  • 5. La logística inversa se activa en la mayoría de ocasiones, a través del servicio de posventa o atención al cliente.

Logística inversa, ejemplos en un e-commerce

Uno de los ejemplos más claros de la logística inversa lo podemos encontrar en los servicios de devolución de productos que ofrecen muchas tiendas online. Se trata de un periodo en el que los clientes pueden devolver el producto a la tienda si no cumple con sus expectativas, iniciando el proceso de logística inversa (Amazon y su servicio de devolución de 30 días bajo ciertas condiciones es un buen ejemplo).

La logística inversa es utilizada por muchas tiendas virtuales como elemento diferenciador para atraer a más clientes, ofreciendo las devoluciones de productos a coste 0.

Otro ejemplo interesante de la logística inversa lo podemos encontrar en el retorno de los envases de vidrio, que permiten un segundo, e incluso más usos, después de ser recuperados y tratados de forma adecuada.

Ventajas de la logística inversa para una empresa

Los beneficios que aporta la logística inversa a un negocio o a una tienda online son:

  • » Minimizar el impacto en el medio ambiente, evolucionando el negocio hacia un sistema de mayor responsabilidad y compromiso con el entorno.
  • » Mejorar la imagen de la empresa gracias a una responsabilidad social corporativa.
  • » Dotar de una segunda vida a los productos y residuos generados en la cadena de suministros.
  • » Mejorar la satisfacción de los consumidores y clientes, permitiéndoles devolver un producto si no cumple con sus expectativas, lo que les dará mayor tranquilidad a la hora de realizar sus compras online.
  • » Explotar nuevas vías u oportunidades de negocio (como en el caso de los outlets que venden productos con alguna pequeña deficiencia a precios realmente bajos).
  • » Disponer de un mayor control de stock gracias a una mejor redistribución de la mercancía.

Desventajas de la logística inversa

Aunque son muchos los beneficios para el consumidor, el medio ambiente y las empresas, la logística inversa también cuenta con algunos inconvenientes que deben tenerse en cuenta.

La logística inversa incrementa el trabajo y esfuerzo a lo largo de la cadena de suministros para poder retornar los productos al origen. Este incremento del tiempo y esfuerzo genera una serie de gastos que tendrán que ser asumidos por los clientes, las empresas o ambos.

En muchos casos, la logística inversa es utilizada de forma fraudulenta o interesada por parte de algunos usuarios, que devuelve el producto tras darle un uso puntual para el que lo necesitaban.

Resulta esperanzador ver como la logística inversa y la reutilización son procesos adoptados cada vez más por las empresas, poniendo freno a la escalada de generación de residuos en la que estamos inmersos y que tanto daño están causando al entorno donde vivimos.

La logística inversa es una herramienta muy interesante para la diferenciación de una tienda online, pues ofrece a los clientes muchos beneficios, como cuidar el medioambiente o retornar un producto si no le convence al 100 % una vez recibido.

Durante la última década se ha producido un cambio en la sociedad y la preocupación por el medioambiente y la sostenibilidad se han convertido en un asunto prioritario para muchas personas, empresas eLeer más