Qué es el código Taric y para qué sirve

La cumplimentación de la documentación necesaria en una operación de compraventa internacional conlleva una serie de dificultades mayores a las que realizamos cuando se habla de compraventas nacionales.

Seguro que cuando has hecho un envío internacional, has necesitado incluir en tu pedido el código Taric. Sin él, resultaría totalmente imposible contratar cualquier tipo de servicio a un país extranjero. Pero ¿sabes en qué consiste y cuál es su función? Toma nota porque a continuación te explicamos todo lo que necesitas saber de este código internacional.

A la hora de adentrarnos en el comercio internacional, es necesario cumplir una serie de trámites obligatorios. Si somos vendedores, el cobro de la venta dependerá de si la documentación aportada es correcta en tiempo y forma. Y si somos compradores, la validez de los documentos será el factor determinante para poder recoger la mercancía en la aduana sin mayores problemas.

La falta de alguno de estos documentos o algún fallo en su cumplimentación podrían generar retrasos en la entrega de los productos, penalizaciones e incluso, en casos más extremos, se podría cancelar la operación. Esto traería consigo una serie de gastos para el exportador, el importador, o ambos.

Dentro de los documentos relacionados con las operaciones de compraventa internacional, se encuentran los relativos a la clasificación arancelaria. Este proceso pasa por asignar a la mercancía un código numérico, basado en varios criterios, como la naturaleza del producto o los países de origen y destino.

Cuando compramos y vendemos mercancía a nivel internacional, necesitamos conocer la partida arancelaria a la que pertenece nuestro producto, ya que de ella dependerá que el importe a pagar en la aduana de importación ( en la de España cuando compramos y en la del país de destino cuando vendemos), sea mayor o menor, haciendo por lo tanto que el producto sea más o menos competitivo.

En la Unión Europea, para clasificar las mercancías, utilizamos el código TARIC, que contiene el “Arancel Integrado de las Comunidades Europeas” y recoge las disposiciones comunitarias de política comercial aplicables a mercancías importadas y exportadas por la UE: suspensiones arancelarias, derechos y prohibiciones a la importación, entre otra serie de medidas.

Cuál es su objetivo y cómo conseguir este código

Su nombre proviene del acrónimo TARif Intégré Communautaire (o arancel integrado común), y su función es alcanzar el nivel máximo de especificidad en la naturaleza o descripción del producto. Esto permite a la UE realizar una vigilancia más precisa o aplicar las medidas adecuadas al tráfico de una mercancía concreta.

Una clasificación correcta va a ahorrar tiempo y quebraderos de cabeza tanto al vendedor como al comprador. Por ello se ha tratado de alcanzar niveles máximos de concreción en la utilización de estos códigos, especialmente en lo referente a restricciones.

Por ello, es preciso incluir en la factura proforma el código Taric de cada mercancía que se vaya a enviar. Así, también evitaremos cargos inesperados. En esta factura deberá aparecer también una descripción de las mercancías, detallando de una forma precisa el contenido del envío, el material del que se compone y el uso que se le dará).

La Comisión Europea es responsable de su gestión y publica a diario una versión actualizada del TARIC en la siguiente dirección de internet

La cumplimentación de la documentación necesaria en una operación de compraventa internacional conlleva una serie de dificultades mayores a las que realizamos cuando se habla de compraventas nacionaleLeer más