Envío estándar: qué es y cuánto tarda

Existen diversas modalidades de envío de paquetes, las cuales variarán sus condiciones y plazos en función de la empresa de mensajería que los gestione, por lo que siempre contarás con varias alternativas a la hora de elegir. El envío estándar es una de las más comunes, y en Packlink puedes disfrutar de varias opciones a la hora de enviar tus paquetes, tanto a nivel nacional como internacional.

¿Qué es el envío estándar?

Se trata de una de las opciones más habituales en la paquetería, que se caracteriza por entregas de paquetes, desde pequeños hasta envíos de paquetes grandes, que no requieren de requisitos específicos y particulares, como las entregas express o envíos para días concretos. Este tipo de envíos se realizan, generalmente, a través de empresas de mensajería que requieren de un día para procesar el pedido, el cual se suele entregar en el destino en un plazo de una semana.

Elegir un buen tipo de envío es fundamental, sobre todo, para las empresas que quieran incrementar sus ventas y ofrecer un sistema de distribución atractivo de cara a sus clientes. Por ello, es importante contar con información sobre los plazos, precios, y el transportista que se va a utilizar, y ofrecerla a los clientes. La disponibilidad de realizar envíos estándar internacionales es una de las características principales de esta modalidad tan común.

¿Cuánto tarda un envío estándar?

Una de las mayores preguntas que suelen hacerse con respecto a estos envíos consiste en cuánto tarda un envío estándar en llegar a su destino. Debes saber que esto depende de varios factores, por lo que no existen unos plazos compartidos para todos los envíos, pero sí que podemos decir que, en envíos nacionales, acostumbran a tardar entre 3 y 5 días en llegar, mientras que para envíos internacionales las fechas variarán entre 7 y 14 días, en función de la lejanía.

La distancia no es el único factor influyente a la hora de determinar lo que tarda un envío estándar. Otro de los aspectos a tener en cuenta es la empresa de mensajería escogida para efectuar el envío, ya que cada una de ellas cuenta con procedimientos, plazos y tiempos de preparación y distribución diferentes. Además, también debemos contar con las épocas de saturación en el sector de distribución, donde nuestros paquetes podrían retrasarse algunos días dada la alta demanda.

¿Cuándo conviene elegir el envío estándar?

El envío estándar, como hemos visto, es la opción común de entrega de pedidos, y nos ofrece la posibilidad de hacerlo tanto a nivel nacional como internacional. Si hablamos de cuándo conviene elegir este tipo de envío, la respuesta dependerá de las condiciones que nos ofrezca cada una de las plataformas, por lo que debemos estudiarlas con anterioridad para ver si es conveniente.

En Packlink puedes comparar entre más de 10 transportistas, explorar sus condiciones y elegir el más adecuado a tus necesidades y a las características del paquete. Estas últimas influirán en la decisión final, ya que el precio y las condiciones de tu envío pueden variar en función de su peso y tamaño. Utiliza nuestra plataforma para comprobar, por ejemplo, cuál es la mejor opción para el envío de tu paquete estándar internacional.

¿Cómo funciona un envío estándar?

Sabiendo qué es un estándar a domicilio, veamos cuál es el procedimiento a través del cual se gestionan este tipo de envíos, ya sean a nivel nacional o internacional, a través de un caso dentro del ámbito comercial donde un cliente compra una mercancía con un envío estándar:

  • 1. El cliente realiza el pedido y selecciona el plazo de entrega. Si escoge el envío estándar y la tienda está en el ámbito nacional, podrá tardar desde 24 horas hasta 4 o 5 días. Si el envío es internacional, dependerá de varios factores, pero acostumbrará a tardar entre 7 y 14 días.
  • 2. La empresa de transporte recibe el pedido. El operador encargado de la logística pasará, al final del día, a recoger el producto de la tienda, para llevarlo a su almacén y poder efectuar el envío al día siguiente.
  • 3. Se procesa el envío. El paquete se clasifica en función de su destino, y se entrega a la sucursal más cercana si es necesario (generalmente, se hace de noche para poder enviar a primera hora del día siguiente).
  • 4. Se prepara y envía el paquete. Cuando llega a la sucursal se realizan las acciones correspondientes para preparar el pedido, y se envía a su destino final.

Diferencias entre envío estándar y express

El envío urgente o envío express se hace en un plazo general de 24 horas o inferior, pudiendo llegar a ejecutarse dentro de un mismo día si las condiciones necesarias se cumplen. Pese a su comodidad y utilidad en diferentes situaciones, los precios y tasas a pagar serán mucho mayores en comparación a los del envío estándar, por lo que es conveniente utilizarlo en situaciones de urgencia o necesidad.

Diferencias entre envío estándar y tarifa fija

El envío a tarifa plana permite a los usuarios disfrutar de un precio fijo, que estará sujeto al embalaje. La fecha de entrega, generalmente, es decidida por el usuario, que tendrá que preparar el envío, elegir el embalaje y gestionar el proceso en la empresa de mensajería elegida (siguiendo, en todos los casos, sus condiciones y precios). En el envío estándar, los precios no tienen una tarifa fija, ya que varían en función del peso y tamaño del paquete.

Características del envío estándar internacional

Es posible que, por situaciones personales o profesionales, tengas que realizar algún envío con destino internacional, por lo que conviene destacar sus características específicas para conocer de antemano las diferencias con el envío nacional. En casos internacionales, la ubicación juega un papel fundamental de cara a establecer los precios y tiempos de transporte.

Además, también debemos tener en cuenta que no todas las compañías de mensajería nacionales operan en cualquier país del mundo, por lo que las opciones de envío serán más limitadas, sobre todo si el país se encuentra fuera de la Unión Europea. Por último, también tenemos que destacar que, en envíos internacionales, se exigirá mayor documentación a la hora de gestionar el proceso.

Opciones de envío estándar con Packlink

En Packlink te ofrecemos una comparativa de las mejores opciones de envío accesibles para tu paquete, tanto en modalidad estándar como en el resto de opciones disponibles. Dentro de la estándar, podrás elegir entre las empresas de mensajería que tengan la capacidad de realizar la entrega, ya sea en el ámbito nacional como en el internacional. Entre ellas, podemos destacar algunas de las más importantes:

Además, si nos indicas las características concretas de tu envío (lugar de envío, destino, peso y tamaño), te ofrecemos las fechas estimadas de llegada de los paquetes, así como el precio de cada una de las opciones. También podrás hacer un seguimiento del estado de tu paquete a través de nuestra página web.

El envío estándar es una de las modalidades más frecuentes de envío de paquetes, tanto a nivel nacional como internacional. En este artículo has podido conocer las características básicas de este tipo de envíos, así como las opciones que te ofrecemos en Packlink para elegir la mejor opción disponible.

Existen diversas modalidades de envío de paquetes, las cuales variarán sus condiciones y plazos en función de la empresa de mensajería que los gestione, por lo que siempre contarás con varias alternatLeer más