Estados de envío GLS: Cuáles son y qué significan

Conocer en GLS el estado de envío de un producto que estás esperando recibir en tu hogar es algo que te ayuda a saber cuándo te llegará con exactitud. En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologías que permiten la trazabilidad de un envío, podemos conocer en tiempo real dónde se encuentra un envío de cualquier producto.

Cada empresa de paquetería o de reparto cuenta con su propio sistema de clasificación de estados de envío, que sirven de orientación al cliente para conocer dónde se encuentra su pedido en cada momento y así saber cuándo llegará a su hogar aproximadamente. Vamos a ver cuáles son los estados de envío de GLS y su significado a continuación.

¿Cuáles son los estados de envío de GLS?

Los distintos estados por los que atraviesa un envío de GLS son los que mostramos a continuación:

- Grabado

Cuando un envío en GLS aparece como “Grabado” significa que está en el primer paso del proceso de envío hasta llegar a tu hogar. El estado Grabado significa que GLS ha recibido el prerregistro de tu envío, es decir, que la empresa o particular que te va a enviar el producto ya ha comunicado a GLS la contratación del servicio. Pero GLS todavía no ha recibido el envío físicamente en sus propias instalaciones. Por tanto, es un estado previo al envío que únicamente indica que ya está registrado en el sistema.

- Manifestada

Si te preguntas qué significa estado de pedido “Manifestada” en GLS vamos a darte la respuesta que necesitas. El estado “Manifestada” es el paso siguiente al estado de pedido “Grabada”. Esto quiere decir que GLS ya ha recibido tu envío en algún punto de su red de almacenes y puntos logísticos. A partir de este momento, comienza el proceso de envío hacia su destino final. Por tanto, se puede afirmar que ya está procesando GLS tu pedido para hacerlo llegar a tu hogar lo antes posible.

- En tránsito a destino

Un envío en tránsito a destino en GLS significa que el paquete ya ha salido de su punto de origen, es decir, donde se recibió el pedido por primera vez. Esto quiere decir que está siendo transportado hasta la agencia que se va a encargar de la entrega final. Por tanto, llega el paquete en delegación de destino GLS, un proceso que puede tener una duración variable en función del punto de origen y de la distancia respecto a la delegación de destino.

- Recanalizada

El estado “Recanalizada” es el que puede resultar más extraño para quien está esperando recibir un pedido, pues no se entiende fácilmente qué fase del proceso de envío es. Un paquete en estado “Recanalizada” es un paquete que, por algún tipo de error, ha llegado a una agencia equivocada y que ha vuelto a partir en GLS en plataforma de destino redirigiéndose a la agencia de destino correcta. Esto en la práctica puede suponer que el pedido se retrase en torno a 24 horas hasta que pase a estar en reparto GLS.

- En reparto

Un estado “En reparto” en GLS significa que el envío está en manos de un repartidor o repartidora de la red de GLS que se va a encargar de entregártelo de acuerdo a las condiciones del servicio dentro de una ruta de reparto. Puede aparecer también como “pendiente de recibir en destino” si el repartidor ha intentado entregarlo, pero no había nadie para recibirlo en ese momento, lo que puede provocar que vuelva a GLS en estado almacenado hasta que realicen un nuevo intento de entrega.

- FlexDeliveryService

Como usuario de GLS puedes activar la opción FlexDeliveryService, con la que puedes seleccionar la franja horaria de entrega que mejor te convenga. También puedes elegir otras opciones de entrega a través del correo electrónico que recibirás una vez actives la opción FlexDeliveryService, aunque siempre hay que tener claro que tu selección horaria será respetada en la medida de lo posible en función de la ruta que tenga el repartidor, así que puede no cumplirse de forma exacta.

- Entregado

El estado “Entregado” es el último estado por el que pasa un envío en GLS. Desde que se comunica el envío recibido en la central del transportista hasta que se entrega en el hogar, el envío puede pasar por multitud de fases diferentes. Una vez aparece como “Entregado” quiere decir que el envío ya está en tus manos o en manos de alguien a quien hayas autorizado a recibirlo.

¿Cómo realizar un seguimiento de envío en GLS?

La empresa GLS, al igual que otras empresas del sector de la paquetería, cuenta con su propio sistema de seguimiento de envíos. De esta forma, el usuario que esté pendiente de recibir un envío a través de GLS puede rastrear en tiempo real dónde se encuentra su paquete en cualquier momento y las distintas actualizaciones que se producen en las fases del proceso de envío.

Para poder utilizar la herramienta de seguimiento de envío de GLS debes introducir en la página habilitada para ello, el número de seguimiento de GLS que probablemente te haya enviado el vendedor o la propia GLS a través de un correo electrónico. En la sección de “Seguimiento de envío” debes introducir este código, junto con el código postal de destino en el que se va a producir la entrega. El sistema es prácticamente idéntico para envíos nacionales y para envíos procedentes de un país extranjero.

Puede ocurrir que no tengas en tu poder el número de seguimiento del pedido o que lo hayas recibido y por error lo hayas eliminado. En este caso, lo recomendable es que te pongas en contacto con tu proveedor para que te facilite de nuevo esta información y así puedas rastrear el estado en el que se encuentra tu pedido.

¿Y si no vas a estar en casa en el momento de la entrega?

Si tenías planificado estar en casa para recibir la entrega de tu pedido, pero finalmente no vas a poder estar para recibirlo, siempre puedes encontrar una alternativa. En GLS ofrecen a sus clientes la posibilidad de utilizar los conocidos como Parcel Shop GLS, que son unos puntos de recogida repartidos por todo el país y de los que hay más de 4500, así que seguro que hay alguno próximo a tu hogar.

Para ello basta con acceder al seguimiento de tu envío y hacer clic en la opción “Recoger en punto de conveniencia”. Luego seleccionas el Parcel Shop en el que deseas recoger tu envío y finalizas pulsando en “Recoger en este Parcel Shop”. Una vez el pedido haya llegado al Parcel Shop seleccionado, el estado de envío aparecerá como “Depositado en Parcel Shop”, lo que te indica que el pedido ya ha sido recibido en el punto de destino y que puedes pasarte a recogerlo cuando quieras.

Como se puede apreciar, GLS cuenta con una gran variedad de sistemas de clasificación para que los usuarios conozcan con todo tipo de detalles dónde se encuentra su pedido en cada momento. Estas actualizaciones se producen en tiempo real para conocer los estados de envío en GLS de tu pedido y así ir contemplando su evolución hasta que llegue finalmente a tu hogar o al Parcel Shop que hayas seleccionado para recoger tu envío.

Conocer en GLS el estado de envío de un producto que estás esperando recibir en tu hogar es algo que te ayuda a saber cuándo te llegará con exactitud. En la actualidad, gracias a las nuevas tecnologíaLeer más