CÓMO PREPARAR TU CASA DESPUÉS DE UNA MUDANZA

¿Acabas de mudarte y no sabes por dónde empezar? ManoMano.es, el ecommerce de hogar, bricolaje y jardín, te comparte una guía para preparar tu casa después de una mudanza. Organizar todo lo que has empaquetado, revisar que funciona correctamente, efectuar pequeñas reparaciones, personalizar tu nueva residencia… Una mudanza no es solo empaquetar tus enseres para trasladarlos de lugar, sino que también hay una serie de factores que se han de tener en cuenta para que mudarse e instalarse en el nuevo hogar sea más fácil.

Una mudanza no termina una vez se han descargado las cajas en la nueva vivienda, de hecho la segunda fase puede ser tan agotadora y estresante como la primera. Para ayudarte a sobrellevarla, Mari Luz Santander, la experta en home improvement de ManoMano y autora de @bricoydeco, te propone unos consejos de organización y personalización, así como una serie de tareas de comprobación y mantenimiento que se han de llevar a cabo.

Además, en ManoMano, tienen una selección dedicada a las mudanzas con la que puedes equiparte de todo lo necesario: productos de embalaje, protección, transporte, almacenamiento, etc.

REVISA TU NUEVA VIVIENDA

Seguramente estés deseando empezar a abrir cajas y guardarlo todo para terminar cuanto antes, pero previamente se ha de realizar una pequeña revisión de tu nueva residencia que incluirá:

shutterstock_1715874976-min
  • » Limpieza. Quizás tengas la suerte de que todo esté limpio y reluciente, pero también es habitual que la nueva vivienda tenga polvo y suciedad acumulada por el simple hecho de haber estado cerrada durante un tiempo. Por este motivo, antes de empezar a desempaquetar te aconsejamos que hagas una pequeña limpieza de suelos, cocina y baño.
  • » Revisión de electrodomésticos. ¿Te imaginas que cuando vayas a ducharte después de un día tan agotador, no haya agua caliente? Nuestro consejo es que se compruebe el correcto funcionamiento de los electrodomésticos y aparatos eléctricos que hay en la vivienda. Revisa también que tus electrodomésticos no se hayan dañado durante el traslado.
  • » Inspección de tuberías y desagües. Las manchas en paredes, el suelo combado o el olor a humedad pueden ser indicadores de problemas con las tuberías. Busca señales de goteo y corrosión en las tuberías del fregadero, lavadora, etc. También comprueba que no existan atascos en los desagües del baño y la cocina.
  • » Instalación eléctrica. Comprueba el correcto funcionamiento del cuadro eléctrico, así como de los enchufes e interruptores.
  • » Climatización. Si la vivienda cuenta con radiadores o aparatos de aire acondicionado, purga los radiadores para eliminar el aire acumulado en su interior y comprueba que funcionan las diferentes opciones del aparato de aire (frío, calor, ventilación…).

Por otra parte, algunos desperfectos y vicios ocultos no se podrán descubrir y solucionar el mismo día de la mudanza. Es el caso de goteras, filtraciones, grietas, acabados defectuosos, aislamiento térmico-acústico, etc., que requerirán reparaciones a corto plazo para que no se conviertan en un mal mayor.

CÓMO ORGANIZAR LA VIVIENDA DESPUÉS DE UNA MUDANZA

La primera duda que suele surgirnos es por dónde empezar a desempaquetar y organizar. Aunque lo más habitual es que no se siga un orden determinado, nuestro consejo es que se dé prioridad a dos de nuestras necesidades vitales: dormir y comer.

Para ello, en primer lugar se montarán las camas y se equiparán con sábanas, mantas, etc. Además, la cama es un buen lugar para colocar la ropa y organizarla antes de meterla en los armarios.

A continuación, nos centraremos en la cocina guardando el menaje y todo lo necesario para poder cocinar. Seguidamente, se hará una primera compra al supermercado más cercano. De esta forma, podremos superar el primer día del traslado con una buena cena y durmiendo plácidamente en nuestra cama.

El siguiente paso consistirá en montar el mobiliario: armarios, mesas, sillas…, así como guardar nuestros enseres y accesorios de baño.

Para el final, e incluso para días posteriores, se puede dejar la organización del balcón, terraza, garaje o trastero.

shutterstock_442760077-min

PERSONALIZAR TU NUEVA VIVIENDA

El traslado a una nueva vivienda es una oportunidad para transformarla en tu hogar ideal. Recuerda que en la web de ManoMano tienes una gran variedad de productos para amueblar y decorar tu vivienda. Antes de ello, evita cometer el error de pensar únicamente en decorar sin tener en cuenta la funcionalidad de los espacios. Para ello te aconsejamos lo siguiente:

  • » Disposición de los elementos. Considera las características del nuevo espacio: orientación, perspectiva de la vivienda desde la entrada, aprovechamiento máximo del espacio, mejor lugar para descansar, comer, etc…
  • » Suelo y paredes. Si no te gusta el suelo o el color de las paredes de tu nueva residencia, no esperes a que todo esté colocado para cambiarlo. Por otra parte, las alfombras son una alternativa rápida y efectiva para vestir y «ocultar» los suelos que están desgastados o poco atractivos visualmente.
  • » De más a menos. Céntrate primero en colocar los objetos más voluminosos como el sofá, la mesa del comedor, librerías y estanterías, etc., después le llegará el turno a los complementos y accesorios.
  • » Adaptación al espacio. Si no cabe no intentes colocarlo a toda costa, ya que lo único que conseguirás añadir pesadez y sensación de agobio a la estancia. Busca un nuevo emplazamiento para ese mueble o un sustituto menos voluminoso.
  • » Iluminación. Es posible que la nueva vivienda tenga una orientación y entrada de luz natural diferente a la anterior que condicionará la disposición del mobiliario. Respecto a la iluminación artificial, define los puntos de luz de los que dispones y selecciona las lámparas que mejor encajen en tu espacio.
  • » Armonía y contraste. La armonía se consigue con la repetición de elementos y el contraste evita un resultado demasiado uniforme y aburrido. Combina ambos para obtener una decoración equilibrada.

En cualquier caso, no quieras que todo esté perfecto el primer día, ya que convertir una casa en un hogar después de una mudanza es un trabajo continuo.

PLANNING PARA PREPARAR TU CASA DESPUÉS DE UNA MUDANZA

Con carácter general, el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores indica que el trabajador asalariado tiene derecho a un día por mudanza. Nuestro consejo es que se elija un viernes o lunes para unirlo al fin de semana. Si además sigues la siguiente planificación, preparar tu casa después de una mudanza será mucho más sencillo:

Día 1:

  • » Mañana: traslado y llegada a la nueva vivienda, limpieza y comprobaciones de mantenimiento.
  • » Tarde: montaje de la cama, equipación de la cocina, guardar los enseres de uso frecuente y realizar compra en el supermercado.

Día 2:

  • » Mañana: montaje del resto de mobiliario y seleccionar la ubicación.
  • » Tarde: guardar y organizar nuestras pertenencias.

Día 3:

  • » Mañana: colocación de objetos pequeños y de decoración (cuadros, libros, etc).
  • » Tarde: ¡descansa, te lo has ganado! También puedes aprovechar para dar una vuelta por la zona para descubrir tus nuevos rincones favoritos.

Esperamos que esta planificación y consejos contribuyan a que disfrutes al máximo de tu nueva vivienda.

¿Acabas de mudarte y no sabes por dónde empezar? ManoMano.es, el ecommerce de hogar, bricolaje y jardín, te comparte una guía para preparar tu casa después de una mudanza. Organizar todo lo que has emLeer más