Cómo proteger y enviar un colchón

Para muchas personas uno de los elementos más importantes en una casa es el colchón pues es el encargado de garantizar que los periodos de descanso se realicen de forma cómoda y confortable. Cuando se realiza una mudanza o se compra un colchón a través de internet es muy importante realizar un buen embalado para garantizar que llegue en perfectas condiciones a su destino, evitando cualquier problema que lo deteriore durante el proceso de transporte y entrega. Para enviar un colchón por correo o mensajería es necesario prepararlo de forma adecuada previamente para su protección y para que la empresa de transporte pueda transportarlo y entregarlo de forma apropiada.

Cómo proteger un colchón en una mudanza

El proceso para embalar de forma correcta un colchón para enviarlo por correo es el siguiente:

- PROTECCIÓN CONTRA SUCIEDAD Y HUMEDAD

El colchón es un lugar sobre el que descansamos muchas horas por lo que su limpieza debe ser máxima. Proteger el colchón para que no se ensucie ni sea afectado por la humedad durante el transporte es una tarea obligatoria. La mejor forma de proteger de forma eficaz el colchón contra la humedad y la suciedad es usar papel de embalajeenvolviéndolo con plástico en su totalidad y sellando las uniones para evitar que ninguna partícula pueda entrar en su interior. Se pueden adquirir bolsas de tamaño grande en las que cabe un colchón y así garantizar que el sellado es total.

- UTILIZAR MANTAS

Las mantas son elementos muy útiles para situar bajo el colchón durante el transporte y así evitar que se desplace por los movimientos y vibraciones a los que se ve sometido. El propio fabricante de colchones Pikolín recomienda el uso de mantas con este fin para proteger sus colchones durante el transporte.

- ETIQUETAR CORRECTAMENTE EL COLCHÓN

Es importante indicar en el exterior del embalaje que no se puede poner peso sobre el colchón para evitar que durante el transporte y almacenaje soporte excesivo peso que pueda estropearlo.

- UTILIZAR CARTÓN

El cartón es un elemento ideal para proteger de forma extra el colchón durante el transporte, sobre todo en las esquinas y los laterales, pues muchas veces es arrastrado o impacta con otras superficies en esas zonas.

- SELECCIONAR UN VEHÍCULO CERRADO

Transportar el colchón en un camión o furgón cerrado le protege de las inclemencias del tiempo como la lluvia o el viento por lo que siempre es mejor evitar utilizar camionetas o furgonetas abiertas para su transporte.

- EVITAR DOBLAR EL COLCHÓN

Los colchones siempre es mejor transportarlos en su estado extendido habitual, evitando doblarlos, sobre todo, si se trata de colchones que contengan muelles en su interior, pues en el proceso de doblaje se pueden dañar esos muelles perdiendo sus propiedades. Contrariamente a lo que muchas personas pueden pensar, tampoco es recomendable doblar los colchones de espuma.

- AIREAR EL COLCHÓN EN DESTINO

Una vez llegue el colchón al lugar de destino hay que desembalarlo y dejarlo un tiempo para que se airee de forma adecuada. Al haberlo cubierto con plástico en su totalidad no ha recibido aire durante mucho tiempo por lo que es una buena idea dejarlo algunas horas al aire (sin ponerle sábanas y mantas) en una zona con una buena ventilación.

Cómo enviar un colchón por correo

Preparar y enviar un colchón no es un proceso complejo a pesar de ser un envío de un paquete de gran tamaño. Su forma y peso ajustado hacen que sea más sencillo su proceso de preparación y envío por correo o mensajería. Los pasos para enviar un colchón son:

1. PREPARAR EL COLCHÓN PARA EL ENVÍO

El primer paso para enviar el colchón es prepararlo de forma adecuada para su transporte y entrega, como vimos en el punto anterior. Merece la pena dedicar tiempo y esfuerzo a preparar el embalaje del colchón para garantizar que llegue al punto de destino en el mismo estado en el que se encuentra en su origen. Una mala preparación del colchón puede terminar en un colchón sucio, estropeado, o incluso extraviado durante el proceso de entrega.

Dentro del proceso de preparación del colchón para un envío por correo, el etiquetado del paquete es fundamental para garantizar su entrada en la fecha acordada. Hay que recordar que la mayoría de retrasos en las entregas de correos y mensajería se debe a un mal etiquetado o a errores en la dirección de entrega.

2. SELECCIONAR LA EMPRESA DE TRANSPORTE O MENSAJERÍA

La mejor manera de transportar un colchón es contratando una empresa profesional de transporte. Este tipo de empresas cuentan con la infraestructura adecuada, personal cualificado y experiencia en el transporte de colchones por lo que ofrecen las mejores garantía para que puedan llegar a su destino en perfecto estado.

En el mercado existe una amplia oferta de mensajerías y empresas transportistas donde elegir la que mejor se adapte en cada caso. Los precios varían según empresa, zona de recogida y entrega, y tamaño y peso del colchón. La mejor opción es comparar los precios de cada empresa de transporte. Con este tipo de empresa se puede disfrutar de ventajas extras a la hora de enviar un colchón en una mudanza como son:

  • » Contratación de un seguro para garantizar que se obtiene un retorno en caso de que se produzca cualquier problema durante el transporte.
  • » Acceso a un servicio de localización para saber en todo momento dónde se encuentra el colchón durante el proceso de transporte.
  • » Servicio rápido de entrega que tiene un coste superior, pero permite que el colchón llegue mucho más rápido al destino.

3. ORGANIZAR EL TRANSPORTE

En caso de transportar el colchón por cuenta propia sin recurrir a una empresa profesional, es importante seguir algunos consejos:

  • » Utilizar un vehículo cerrado para proteger el colchón de agentes externos como el viento y el agua. Este vehículo debe ser lo suficientemente grande para transportar el colchón sin necesidad de doblarlo, evitando así que se estropee.
  • » Nunca transportar el colchón sin embalarlo previamente, de lo contrario no se podrá garantizar su estado en cuanto a la limpieza (manipulación manual, contacto con otros objetos, agentes externos, polvo, etc.).
  • » Los colchones son elementos grandes, que, aunque su peso no es excesivo, si requieren de al menos dos personas para poder moverlos de forma cómoda y segura. Con dos o más personas moviendo el colchón se evitará arrastrarlo por el suelo, rozarlo con paredes y otros objetos y evitar situaciones que pongan en peligro la salud de las personas y del propio colchón.
  • » Preparar una zona limpia y adecuada para depositar el colchón en destino. De nada sirve proteger todo el proceso de envío para dejar el colchón en un lugar lleno de polvo, donde aún se están realizando obras, o donde pueda sufrir algún tipo de daño.

Hemos visto cómo transportar un colchón de forma adecuada para poder disfrutar de él en las mismas condiciones en las que se envía. Si no se cuenta con los medios apropiados, lo mejor es confiar el transporte del colchón a una empresa profesional que disponga de los recursos necesarios para poder moverlo en condiciones que garanticen su seguridad y entrega en tiempo.

Con los consejos que hemos proporcionado anteriormente se podrá preparar de forma adecuada un colchón para su envío por mensajería o correo. A pesar de su gran tamaño, la forma y peso de un colchón ayudan a realizar un embalaje sencillo y a que su transporte sea mucho más fácil de lo que se pueda imaginar.

Para muchas personas uno de los elementos más importantes en una casa es el colchón pues es el encargado de garantizar que los periodos de descanso se realicen de forma cómoda y confortable. Cuando seLeer más