El colchón es mío y me lo llevo

Pero, ¿cómo envolver un colchón?

Las mudanzas son un rollo, eso lo sabemos todos, y si vives de alquiler seguramente te habrá tocado mudarte un par de veces e incluso tres. Hay gente que le coge gusto al asunto y se muda una vez al año, pero eso ya es para gustos.

Cuando vives de alquiler sueles tener algunas cosas básicas a tu gusto y además de adornos compras cosas como una cama, una tele o un sofá. Pero cuando llega la hora de mudarse ¿Qué haces con estas cosas?

El sofá igual lo puedes vender, o la tele, pero lo mejor sería que te quedaras con todo ya que son tus cosas y están hechas a ti, a tu forma de vida.

Embalar un colchón, tarea fácil...

Pues muy sencillo, coge papel de plástico y cinta adhesiva, pero esta vez coge de una gris que venden en papelerías, que son más fuertes y así no permitiremos que entre polvo en nuestro paquete. Vamos a hacer una especie de bolsa para nuestro colchón, pero no queremos que quede muy holgada ya que va a ser muy complicado llevarla y además podrá entrar suciedad. Si vas a enviarte el colchón a tu nueva casa a través de un servicio de mensajería, lo mejor es que lo envuelvas posteriormente en papel de embalar, por aquello de que no se vea lo que hay dentro, aunque obviamente se va a saber lo que es. ¡Feliz Mudanza!

Pero, ¿cómo envolver un colchón?Las mudanzas son un rollo, eso lo sabemos todos, y si vives de alquiler seguramente te habrá tocado mudarte un par de veces e incluso tres. Hay gente que le coge gustoLeer más