11 marzo, día internacional de la siesta

ES_B2Cblog100316-615x340

Siesta, qué fantástica, fantástica es la Siesta y es que mañana es el día internacional de la Siesta. Tan adorada por unos y envidiada por otros.

La siesta no debe durar mucho, entre 10 minutos y media hora y nos sirve para aliviar tensiones, darle un descanso a nuestro cerebro y despejar la mente.

Dicen que tiene un efecto reparador tanto físico como mental, nos ayuda a combatir los radicales libres y a mantener nuestra piel tersa.

Además descansar de la comida nos ayuda a afrontar mejor el resto de la jornada.

Para los niños es fundamental echar la siesta ya que así no estarán cansados a media tarde, esto hará que su humor sea más relajado. Además podemos aprovechar para recoger algo la casa.

No es necesario dormirse completamente, a veces con estar unos minutos relajados, ser conscientes de que nuestros ojos se destensan, nuestros músculos se relajan nos permite descansar más que dormir profundamente. Sobre todo si eres de esas personas a las que les cuesta coger el sueño y tardas más en dormirte que en estar dormido. Hay veces que tardamos más en conciliar el sueño que lo que dura la siesta en sí, por eso lo mejor es no obsesionarse con quedarse dormido si no intentar relajarse al máximo y notar como nuestro cuerpo deja de estar en tensión, una tensión que no siempre notamos pero vamos acumulando a lo largo del día. Esto solemos notarlo más cuanto más avanza la semana.

Unos minutos para estar en paz y tranquilidad antes de afrontar la tarde son vitales para nuestro humor. Hacemos un descanso en el día y parece un día nuevo, nos levantamos con fuerza y podemos aprovechar más las horas de la tarde y no terminar agotados, nos da tiempo a ir al gimnasio, tomar algo con los amigos y llegar a casa tranquilos para poder conciliar mejor el sueño. Parece mentira pero dormir o relajarse un poco por la tarde nos ayuda a dormir mejor por la noche.

Siesta, qué fantástica, fantástica es la Siesta y es que mañana es el día internacional de la Siesta. Tan adorada por unos y envidiada por otros.La siesta no debe durar mucho, entre 10 minutos y mediaLeer más