Guía para hacer envíos y compras online en Reino Unido tras el Brexit

Comprar online en Reino Unido y hacer envíos tras el Brexit

La entrada en vigor del Brexit ha cambiado considerablemente las relaciones de Reino Unido con el resto de países miembros de la Unión Europea, sobre todo en lo que respecta a nivel comercial. Es por este motivo que, desde que la salida de Reino Unido se hizo oficial a principios de 2021, la forma de hacer compras online directamente a comercios del país anglosajón, así como los métodos para hacer envíos a este destino ya no se llevan a cabo de la misma manera de la que estábamos acostumbrados.

De hecho, cada vez son más los consumidores que se ven afectados (e incluso sorprendidos) por ciertas restricciones aduaneras o protocolos que pueden desencadenar en un tiempo de espera mucho mayor del estipulado para recibir el producto adquirido o en el aumento del coste del envío en conceptos de tasas. Cambios que llegan en un momento en el que el comercio online está viviendo un auge sin precedentes y que pueden repercutir en que haya personas que prefieran evitar la adquisición de productos británicos.

Las compras online son consideradas importaciones

Desde el 1 de enero de 2021, las compras online hechas desde un país extranjero a un portal del Reino Unido son consideradas importaciones y las ventas exportaciones, a pesar de que el acuerdo entre ambas partes fue fijado como “un acuerdo de libre comercio”. Esto implica que, a efectos de control de aduanas, el producto adquirido recibe el mismo trato que cualquier otro país no perteneciente a la Unión Europea, unas restricciones que no existían desde 1993. Lo que se traduce inmediata e irremediablemente en un aumento de los costes para las transacciones comerciales entre los países miembros y Reino Unido derivados de un control aduanero más exhaustivo.

A excepción de Irlanda del Norte, que establece una política de comercio exterior diferente a la del resto del Reino Unido y se niega a endurecer las restricciones de compra y venta con el extranjero. De tal forma que, Irlanda del Norte continuará aplicando la normativa aduanera, de IVA y de impuestos especiales de la Unión Europea, a pesar del Brexit.

IVA, DUA y política de aduanas tras el Brexit

Para cualquier compra que se haga en el Reino Unido se tendrá que abonar el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) correspondiente al tipo de producto que sea, dependiendo de si se trata, por ejemplo, de ropa o tecnología, a los que se aplicaría un 21% o, un bien de primera necesidad, que contaría con el reducido al 4%. Sin embargo, tal y como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hasta el 30 de junio de 2021 los artículos que cuesten menos de 22 euros o 15 libras estarían exentos de IVA, mientras que aquellos que no superen los 150 euros o las 135 libras lo estarían de los pagos de aranceles, pero con ellos sí sería necesario hacer los trámites necesarios de cara a las formalidades de las aduanas. Eso sí, a partir del 1 de julio cualquier artículo, sea cual sea su importe, deberá pagar el IVA.

¿En qué influye la DUA y la política de aduanas a la hora de hacer un pedido online a Reino Unido? La respuesta es sencilla: seguramente, en un incremento de los costes. Hasta ahora, las mercancías que viajaban del Reino Unido al resto de la Unión Europea o viceversa no se consideraban importaciones ni exportaciones, sino circulación de mercancías entre territorios de la comunidad, por lo que estaban exentas de las tasas de aduanas, algo que el Brexit ha cambiado. Cuando hablamos de DUA no referimos a un Documento Único Administrativo, al que también había que sumar la correspondiente liquidación del IVA del producto, que también se haría en las aduanas.

De este último trámite se suele encargar la empresa de paquetería correspondiente y responsable del envío, a cambio de su correspondiente comisión con un precio que varía en función de la empresa logística (DHL, FEDEX, UPS, etc). Pero, por poner un ejemplo, las tarifas de una empresa como Correos son:

  • DUA Simplificado, es decir, para una mercancía de valor inferior a 150 euros: 19,03 euros.
  • DUA Ordinario, para una mercancía de valor superior a 150 euros o sujeta a impuestos especiales como el alcohol: 24,62 euros.

Además, a estos costes habría que suma la tarifa por presentación a la Aduana que en el caso de Correos equivale a 5,88 euros.

En resumen, con la llegada del Brexit comprar directamente a Reino Unido desde cualquier otro punto de la Unión Europea será más caro. Es por ello que algunos gigantes del comercio electrónico como Amazon ya han lanzado advertencias a sus clientes en Reino Unido sobre el posible incremento como consecuencia de aranceles o impuestos.

Cómo enviar a Reino Unido tras el Brexit

A la hora de enviar paquetes a Reino Unido también hay ciertos protocolos a tener en cuenta con la llegada del Brexit si no se quiere tener ningún problema en el control de aduanas. Lo más importante es cumplimentar correctamente el documento de la factura de aduanas

¿Qué información incluir en la factura de aduanas?

  • 1 – Nombre del artículo y descripción. Deberás indicar en inglés el nombre y una descripción detallada de cada artículo que quieras enviar en el paquete, incluyendo detalles como marcas, si se trata de un artículo nuevo o usado o cualquier dato relevante.
  • 2 – Código arancelario de tus productos. Se llama código Tariff y es un código internacional, para clasificar las mercancías. Puedes encontrar el número correcto en la web www.tariffnumber.com describiendo el artículo que quieres enviar. Deberás hacer esto con todos los artículos del envío.
  • 3 – Indica el origen de los artículos, es decir, el país de procedencia y su valor monetario. Si se trata de artículos usados deberás calcular un precio aproximado o indicar su valor de origen.
  • 4 – Adjunto a la factura de aduanas, deberás de incluir una copia de tu documento de identidad (DNI o pasaporte).

En cuanto a qué se puede y que no se puede enviar, el Brexit también ha endurecido la lista de artículos que pueden traspasar las fronteras del Reino Unido. De tal forma que, por ejemplo, algo tan típico como enviar alimentos típicos de España a alguien que vive en Londres ahora es algo más complicado y siempre tendrán que ser productos envasados al vacío.

Consecuencias del Brexit en los envíos entre Reino Unido y la Unión Europea

Para muchos la llegada del Brexit ha supuesto un paso atrás en lo que al comercio se refiere, sobre todo en materia de ecommerce. Pero, más allá de opiniones y como conclusión, lo que sí resulta evidente es que la separación de Reino Unido del resto de la Unión Europea encarecerá en cierta medida los costes de los envíos e, incluso, podría influir en la decisión de compra de muchos usuarios que quizás se inclinen por otro destino como proveedor. Tanto es así, que ya son muchos los ejemplos de pymes que han manifestado su ruptura de enlaces comerciales con el país anglosajón como consecuencia del encarecimiento por las tasas, los impuestos y los aranceles, además del aumento en los plazos de envío que puede llegar a conllevar esta situación.

Comprar online en Reino Unido y hacer envíos tras el BrexitLa entrada en vigor del Brexit ha cambiado considerablemente las relaciones de Reino Unido con el resto de países miembros de la Unión EuropeLeer más