Día Internacional del Beso: origen y cómo se celebra

Sí, sabemos que este año, el Día Internacional del Beso 2020 estará de capa caída. Las restricciones de lejanía marcadas por la pandemia que estamos viviendo hacen que la cantidad de besos que nos daremos el próximo 13 de abril sea mucho menor que otros años.

Pero no debemos olvidar una gran verdad: venceremos al COVID-19 y los besos se multiplicarán por mil cuando este virus nos deje acercarnos a los que más queremos.

Mientras tanto, el confinamiento no nos va a prohibir hablar de la conmemoración de uno de los actos más bonitos que existen y de cómo el beso tiene una importancia enorme para las relaciones humanas. Y más después de que pase esta situación. Seguro que besamos con más ganas.

Toma nota de todas las historias que rodean al beso, el origen de este gran día y cómo se celebra de acuerdo a las creencias y a los mitos culturales de las diferentes partes del mundo.

El origen del Día más besucón del año

El 13 de abril es la fecha elegida para celebrar este día. Surgió por un beso, pero no uno cualquiera, sino el más largo de la historia: duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. Sus protagonistas fueron una pareja de Tailandia durante un concurso que se celebró en 2013.

Y no era la primera vez que estos enamorados se ponían a prueba. Ya dos años antes, en este mismo certamen, estuvieron besándose sin parar durante 46 horas consecutivas.

Las condiciones que les impusieron para lograr este récord fueron durísimas: las parejas participantes no tenían derecho a sentarse y debían besarse sin parar en ningún momento. Incluso cuando bebían agua con una pajita para hidratarse o cuando iban al baño (juntos, y besándose, por supuesto).

El caso es que gracias a esta hazaña, se estableció el 13 de abril como el Día Internacional del Beso, y desde entonces, en muchas ciudades del mundo se realizan diversos tipos de concursos en los que los participantes deben intentar batir récords con sus besos.

Esta es la bonita (y larga) historia del origen del día más besucón del año. Pero ¿sabes cuáles son los orígenes del beso?

Los vestigios más antiguos de esta práctica los encontramos en la India, donde hace siglos se encontraron algunas figuras talladas en piedra que estaban besándose. Después, se expandió rápidamente por Europa durante la época de Alejandro Magno.

El libro del Kamasutra,  escrito hacia el III después de Cristo, ha sido también un gran precursor de los besos. En sus página se hace muchas referencia a ellos y se establecen además numerosos tipos, según el lugar en el que se den y el modo de hacerlo.

El beso ha pasado por todas las épocas y culturas, pero fue el Romanticismo el que le dio el empujón definitivo para dotarle del significado que ahora le damos. En esa etapa, las personas gozaban de una mayor libertad para expresar sus sentimientos, por lo que besarse en plena calle se convirtió en algo de lo más normal.

Los beneficios del beso

Afortunadamente, en la actualidad, besarse es una práctica muy habitual para demostrar lazos afectivos como la amistad, la pasión o el afecto. En definitiva, es el modo de poner en práctica el amor entre los seres humanos.

Por desgracia, en algunos países aún existen prohibiciones que impiden que las personas se besen libremente o incluso se abracen. Y también por ello se estableció el Día Internacional del Beso, para poner en valor su importancia y necesidad.

Y es que un beso no solo es agradable o excitante. El poder de los besos va mucho más allá de eso: queman calorías, ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, reducen la tensión arterial, dilatan los vasos sanguíneos y son los mejores tratamientos antiedad.

Y no solo tiene estas ventajas, un buen beso aumenta los niveles de las hormonas de la felicidad, como la dopamina, la serotonina y la oxitocina. Gracias a ello, nos sentimos infinitamente mejor, por lo que su poder terapéutico y psicológico es enorme.

¿Necesitas más razones para besar?

Sí, sabemos que este año, el Día Internacional del Beso 2020 estará de capa caída. Las restricciones de lejanía marcadas por la pandemia que estamos viviendo hacen que la cantidad de besos que nos darLeer más