Información sobre las aduanas China

La globalización y el auge del mercado electrónico ha propiciado situaciones que parecían complicadas hace algunos años, como vender productos a países con una política muy cerrada al comercio exterior como es el caso de China.

Durante la última década el gigante asiático ha ido abriendo un poco sus puertas permitiendo que otros países puedan vender productos en su mercado. Aunque sus condiciones siguen siendo restrictivas en relación con los mercados europeos, americano y latinoamericano, hoy en día es posible vender y enviar productos a China, aunque es importante conocer cómo funciona la aduana China, para no tener problemas o inconvenientes durante el proceso de venta.

Cómo funciona la aduana China

China es un país que protege de forma férrea su comercio y producción local por lo que los trámites aduaneros son realizados con una gran precisión y control para asegurar que solo puedan entrar en el país aquellos productos que realmente cumplen con todas las condiciones que marca la ley sobre importaciones.

Hay que tener en cuenta que las condiciones de cada puerto de China no son iguales, por lo que es necesario conocer los trámites específicos de cada puerto para cumplir con todas las condiciones al realizar envíos a China. Por ejemplo, es más sencillo los envíos en cajas de cartón y paquetes pequeños a través del puerto de Waigaoqiao que hacerlo a través del puerto de Yangshan (donde es más ágil el envío de mercancía paletizada). Estas variaciones entre normativas y protocolos en los puertos chinos son constantes por lo que hay que establecer una buena relación con operadores chinos para estar siempre al tanto de las mismas y evitar problemas en los envíos a China.

Como ocurre en todos los servicios aduaneros del mundo hay que tener en cuenta cuatro factores principales para el envío de productos a China, la lista de productos que no pueden entrar en el país, la documentación necesaria, los aranceles y los impuestos de entrada a liquidar.

- PRODUCTOS QUE NO SE PUEDEN EXPORTAR A CHINA

La lista de productos que no pueden entrar a China es extensa, destacando entre ellos las sustancias tóxicas, animales vivos (excepto gatos y perros), frutas, carnes y vegetales (y productos derivados), cualquier narcótico o droga psicoactiva, elementos explosivos y armas, y material impreso que pueda dañar la cultura, economía o política china.

Algunos productos necesitan obtener una certificación para poder entrar en china. Para ellos es necesario que la Certificación de Compulsoria China inspeccione las fábricas para otorgar el permiso de entrada de esos productos al país.

- DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Todos los productos que entren en china requieren una licencia de importación, pero esta no tiene que tenerla necesariamente el cliente final, sino que es suficiente con que el agente importador la posea. Esto permite realizar ventas a china desde un e-commerce por ejemplo, utilizando para ello una empresa de transporte china que cuente con dicha licencia de importación.

La documentación obligatoria que todos los envíos a china deben tener son:

  • » Factura comercial con los datos de la empresa vendedora, el cliente y la cantidad y valoración económica de los artículos enviados.
  • » Una declaración de los bienes enviados, especificando sus cantidades de forma individual.
  • » Un certificado de origen y un talón de cargo.
  • » Dependiendo del tipo de producto se puede solicitar otros tipos de documentos como puede ser un certificado de sanidad del país de origen, o un certificado de fecha de fabricación, entre otros.
  • » Las etiquetas de productos alimentarios deben estar perfectamente cumplimentadas con todos los datos necesarios, nombre, fecha de caducidad, etc. La autoridad aduanera inspecciona todos los productos alimentarios que entran en el país y son muy restrictivas a la hora de evaluar las etiquetas de los productos.

- ARANCELES DE ENTRADA EN CHINA

Los aranceles de entrada a bienes en China varían entre el 0  % y el 65  % dependiendo del tipo de producto y la relación comercial entre China y el país exportador. Esta tasa se aplica para proteger al mercado local de los productos que provienen del exterior.

Los aranceles China/España son tan variados que lo mejor es consultar el calendario anual de tarifas que publica la Administración General de Aduanas China.

La mayor parte de productos se mueven en un porcentaje entre el 3 y 4  %, pero la mejor opción, como antes comentamos, es consultar la tabla de tarifas arancelarias para conocer el arancel de cada producto concreto.

Para el cálculo del arancel, se aplica el porcentaje al valor del producto, teniendo en cuenta tanto el seguro como el transporte.

- IMPUESTOS QUE SE APLICAN EN CHINA

Los productos que entran en china tienen que pagar un impuesto sobre el valor añadido. Las tasas de este impuesto son:

  • » De un 13  % para productos cereales, aceites vegetales, calefacción y aire acondicionado, gas, carbón, libros, periódicos, piensos, maquinaria agrícola y otros bienes.
  • » De un 17  % para el resto de productos que pueden ser exportados a China.

Algunos productos especiales como pueden ser las joyas, el tabaco, los licores, los automóviles, envío de equipamiento de golf o relojes de lujo, pagan un impuesto especial al consumo de importación, además del IVA. Este impuesto depende de cada producto y va desde un 1  % a un 40  %.

Para pagar en aduanas China/España hay que liquidar el arancel de entrada del producto y su impuesto sobre el valor añadido correspondiente, y en el caso de tratarse de un producto marcado como especial por la aduana China, también liquidar el impuesto especial al consumo de importación.

Cómo importar productos de China

Cada vez son más los empresarios y emprendedores que se atreven a vender en el inmenso mercado chino con más de 1.300 millones de personas. Sin embargo, las importaciones desde China siguen siendo muy superiores a las exportaciones en España.

Las condiciones de la aduana China en cuanto a la salida de productos al exterior y en particular a países de la comunidad europea son mucho menos restrictivas que las de entrada.

China es un país exportador que facilita a sus empresas los trámites para que puedan vender sus productos en los mercados internacionales. El Gobierno chino llega a acuerdos comerciales con distintos países para establecer relaciones comerciales estables y beneficiosas.

Un ejemplo de estos acuerdos lo podemos ver en España con el acuerdo de la empresa exportadora del estado chino Sinotrans con Correos de España para repartir los envíos que se realizan desde China a España (desde plataformas como AliExpress).

Para importar o comprar productos desde China es importante tener en cuenta:

  • » Trabajar con un proveedor o vendedor fiable para evitar posibles fraudes.
  • » Rellenar la documentación necesaria de aduanas (DUA, factura comercial, etc.).
  • » Conocer las normas de importación y los productos que se pueden comprar en China.
  • » Liquidar las tasas e impuestos correspondientes en aduanas.

China es un mercado inmenso que aún está por explotar, presentándose como una gran oportunidad para emprendedores y tiendas online españolas. Para vender productos en China es importante conocer cómo funciona la aduana del país, qué trámites son necesarios para despachar mercancías en sus puertos, qué productos se pueden exportar a China y realizar la liquidación de los aranceles de entrada y los impuestos correspondientes.

Dada la variedad de normativas de los distintos puertos chinos, así como la diferencia de aranceles para cada producto, lo mejor es asociarse con una empresa experta en la exportación de productos al país asiático y así evitar futuros problemas.

La globalización y el auge del mercado electrónico ha propiciado situaciones que parecían complicadas hace algunos años, como vender productos a países con una política muy cerrada al comercio exterioLeer más