¿Debo asegurar mis envíos?

A la hora de tramitar un paquete son muchas las dudas que se nos plantean: ¿Cuánto me costará?, ¿llegará a tiempo?, ¿puedo consultar su estado para saber cuándo lo recibe el destinatario?… pero sin duda una de las preocupaciones más habituales de los usuarios que realizan un pedido es saber qué pasa si su mercancía se pierde o sufre daños.

Es importante saber que las compañías de mensajería han evolucionado mucho en los últimos años, y cada vez toman más medidas, tanto en sus almacenes como en el transporte, para evitar incidencias en los envíos. Sin embargo, aún existe riesgo de que el producto sufra algún golpe o se extravíe.

Por ello, es fundamental saber qué medidas podemos tomar para que, en el caso de que haya alguna incidencia, estemos cubiertos. Actualmente, hay coberturas que ya vienen incluidas en el precio y también existe la posibilidad de contratar un seguro extra. A la hora de decidirte por una de estas alternativas, tendrás que evaluar el valor de tu paquete y ver si merece la pena enviarlo con o sin protección extra.

Para ayudarte en tu decisión, te contamos cuáles son las diferentes alternativas:

Cobertura obligatoria incluida en los envíos

La mayoría de las empresas de mensajería tiene la obligación de asegurar los paquetes. Es un seguro estándar que está incluido en el coste del envío. Sin embargo, debes saber que generalmente esta garantía es estándar, es decir, no tiene en cuenta el valor de la mercancía y se rige por unas tasas pactadas.

La cobertura de este tipo de seguro varía de una empresa a otra, y también dependiendo de si el envío es nacional o internacional. Para ponerte un ejemplo, Correos ofrece estas condiciones: indemnización máxima de 15 €/kg, hasta un máximo de 500€ por envío.

Como cada transportista tiene sus tarifas y normas, antes de tomar una decisión, te recomendamos consultar las empresas de mensajería con las que trabajamos en Packlink para informarte de sus condiciones y no llevarte sorpresas de última hora.

Otra de las opciones que existen dentro de las coberturas obligatorias para envíos nacionales es el Seguro LCTTM, que está sujeto a la ley LOTT y obliga a las empresas de transporte a indemnizar frente a siniestros todos sus envíos. El coste está incluido en el precio del porte y aproximadamente es de 6€ por kilogramo de mercancía dañada.

Si decides optar por este seguro, no podrás beneficiarte de la cobertura estándar, así que insistimos en que revises bien las condiciones de cada uno de los transportistas para saber qué indemnización puedes conseguir y tomar la decisión más adecuada en cada caso.

¿Puedo contratar un seguro adicional para mi envío?

Puedes hacerlo, y de hecho deberías optar por esta decisión si tu mercancía tiene valor importante. Pero debes tener en cuenta que contratar una cobertura adicional para tu paquete tiene un coste añadido, que varía en función del importe a asegurar.

Si tramitas tu pedido a través de Packlink, el proceso es sencillo: una vez hayas elegido el transportista que realizará tu envío, te solicitaremos que indiques su valor, y después te consultaremos si deseas cubrir el envío por la cantidad indicada. Si deseas hacerlo, te detallaremos cuál es su coste y las condiciones.

Eso sí, es importante que sepas que esta cobertura extra no incluye artículos de segunda mano, sino solo aquellos cuya fecha de compra sea inferior a 60 días con respecto a la fecha de recogida de la mercancía. Para demostrarlo, tendrás que aportar una factura o una tasación legal que indique su valor real.

El precio suele ser de entre el 3 y el 10% del precio del porte para envíos de pocos kilos pero cuyo valor sea importante, por lo que la cobertura es de alrededor de 25€ por kilogramo de mercancía dañada.

Son modalidades a todo riesgo y cubren extravíos, robos en reparto, mercancía dañada o pérdidas del contenido.

Embalaje: envía tu paquete en las mejores condiciones

Tanto si decides tramitar tu envío con un seguro obligatorio o con uno adicional, es importante que la mercancía vaya correctamente embalada. No solo para protegerla frente a golpes, sino porque muchas compañías ponen muchos impedimentos cuando el paquete no cumple las condiciones para su transporte.

Los materiales más utilizados suelen ser papel, cartón y plástico, mientras que la madera se reserva para proteger productos más delicados. Si no quieres poner en peligro tu mercancía, echa un vistazo a esta Guía del embalaje y sigue sus instrucciones. Evitarás disgustos innecesarios.

¿Compensa asegurar los envíos?

Tal y como te hemos indicado, es una decisión que tendrás que tomar en base a la importancia de tus mercancías. En todo caso, nuestro consejo es que en el caso de objetos de gran valor económico, sí suele compensar asegurar los envíos con una cobertura extra.

A la hora de tramitar un paquete son muchas las dudas que se nos plantean: ¿Cuánto me costará?, ¿llegará a tiempo?, ¿puedo consultar su estado para saber cuándo lo recibe el destinatario?… peroLeer más