Semana Santa: los mejores planes cuando derrotemos al Coronavirus

Las celebraciones de esta Semana Santa 2020 están pospuestas en toda España, debido a las circunstancias especiales que envuelven el estado de alarma por el Covid-19. Pero aunque en el momento actual todo parezca un túnel muy largo y con pocas salidas, no podemos dejar que la incertidumbre o el miedo nos paralicen y nos hagan olvidar que juntos superaremos esta situación.

Y una de las primeras cosas que haremos es celebrar este evento religioso tan nuestro, con toda la alegría y el respeto que esta fiesta merece.

La Semana Santa está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional e Internacional en diversas ciudades de nuestro país, lo que revela su importancia y el gran calado que tiene en la cultura de muchas comunidades. Pero no en todos los lugares se celebra del mismo modo.

Estas son alguna ideas y planes de los podremos disfrutar cuando el virus nos deje en paz:

Tradiciones de Semana Santa en España

Cada una de nuestras regiones tiene unas costumbre muy diferentes, desde unos ritos silenciosos y solemnes a otros más vivaces y con ambiente de fiesta:

Sevilla: la Semana Santa en Sevilla es una de las más tradicionales y respetuosas con el perfil religioso de esta época. Sus actos se centran en la celebración de la pasión y muerte de Cristo a través de las procesiones. Las más destacadas son las de la Virgen de la Macarena o del Jesús del Gran Poder, unos encuentros que los sevillanos viven con auténtica devoción.

Castro Urdiales (Cantabria): su famosa Pasión Viviente es una representación de la Pasión de Cristo, desde la Última Cena hasta su crucifixión, muerte y resurrección que se celebra la mañana de Viernes Santo en esta localidad cántabra. Su duración es de 4-5 hora aproxidamente y se lleva a cabo en varios puntos del centro histórico. Está interpretada por vecinos de la localidad y sorprende su realismo.

Orihuela (Alicante): su procesión del Viernes Santo, declarada como bien de Interés Turístico Internacional, es una de las más grandes de España, con diez cofradías, más de 8000 nazarenos, 1200 músicos, dos centurias romanas y una centuria de Guardia Pretoriana. Un espectáculo digno de ver.

Cuenca: la Procesión de los Borrachos es muy diferente al resto de celebraciones del resto de España. Los borrachos representan a los judíos, y durante 12 horas tratan de evitar que Jesús llegue a su destino obstaculizando a los nazarenos durante toda la noche.

Lorca (Murcia): Cleopatra o Julio César son dos de los personajes principales que tienen cabida en la Semana Santa lorquina, una de las más ‘cinematográficas’ de España. En ella, se representan con gran profesionalidad los episodios más tradicionales de la Biblia, de un modo más espectacular que religioso.

Semana Santa en el mundo: una escapada diferente

Este festividad no solo se celebra en España, sino en otros muchos rincones del globo terráqueo. Y qué mejor excusa para organizar un viajecito a algún destino donde podremos disfrutar de algunas celebraciones y tradiciones muy peculiares (aunque tampoco faltan las de corte más tradicional):

Grecia: en la isla de Corfú, cuando el reloj marca las 11 de la mañana del domingo de Pascua, todas las campanas suenan para anunciar la tradicional “Guerra de las Jarras”. Se trata de tirar objetos de cerámica por las ventanas o balcones. El origen de esta costumbre es pagano: haciendo ruido se despierta a Perséfone, la diosa de la primavera.

Filipinas: cada Viernes Santo, en numerosos puntos geográficos del país, se recrea la crucifixión de Cristo. Pero no simulada, sino de un forma cruelmente real, ya que se le considera una forma de penitencia. Es una práctica que la Iglesia Católica no aprueba debido a su impactante crudeza.

Austria: en Viena, durante la noche previa al domingo de Semana Santa, se encienden los conocidos “fuegos de Pascua”, mientras la gente se reúne alrededor de las llamas para cantar y bailar. La gente se divierte saltando sobre las fogatas (es algo parecido a nuestra noche de San Juan).

Y en Roma, como es de esperar, estos días se viven con una especial intensidad en el Vaticano, donde cada año el Papa celebra una multitudinaria misa en la Plaza de San Pedro. Los que estén en la capital italiana durante Semana Santa, también podrán ver el ancestral Vía Crucis en el Coliseo y los espectaculares conciertos de música sacra en las iglesias.

Italia: uno de los países con la Semana Santa más marcada del mundo, después de España. Estos ejemplos explican bien dos maneras muy diferentes en las que los italianos celebraran esta festividad. Por un lado, Sicilia: todas las mañanas de Pascua, las calles amanecen invadidas de unos diablos que corren por todas partes al son de las cadenas amenazando a la muerte, capturando a los cristianos y obligando a la gente a tomar bebidas.

Aunque el origen se encuentra aquí, el conejito de Pascua está muy arraigado en numerosos países europeos  (sobre todo de la parte norte del continente) y en Estados Unidos, donde es muy frecuente que los más pequeños tengan que buscar los huevos escondidos en las casas y en los jardines.

Alemania: este país acoge a su archifamoso conejo de Pascua, un personaje que trae a los niños huevos de Pascua de chocolate y otras delicias. Esta tradición procede del folclore germano, donde se le conoce como Osterhase (literalmente, liebre de Pascua).

Sabemos que estos planes no entrarán en tu calendario para la Semana Santa 2020, pero ¿qué tal si por una vez en la vida eres previsor y vas tomando nota de los destinos para el año que viene? Es una buena manera de pasar un rato en familia: organizando un viaje e imaginando qué fiestas irán más con vosotros en esta celebración. El grado de religiosidad lo marcas tú.

Y mientras, recuerda: #Quédate en casa.

Las celebraciones de esta Semana Santa 2020 están pospuestas en toda España, debido a las circunstancias especiales que envuelven el estado de alarma por el Covid-19. Pero aunque en el momento actualLeer más