Día del Niño: ¿por qué se celebra?

A lo largo del año, son muchos los días que festejamos multitud de acontecimientos de todo tipo. Sin embargo, muchas veces no tenemos ni idea de la historia que hay detrás de ellos, ni de cuáles son sus motivos. Por ejemplo, ¿sabes por qué se celebra el Día de Niño?

Esta celebración tiene a sus espaldas más de 60 años de historia, y su objetivo principal es recordar los derechos esenciales de la infancia y fomentar una conciencia colectiva para la protección especial que necesitan los más pequeños.

Son muchos los avances conseguidos en el bienestar de nuestros niños, pero aun así aún es esencial llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos en varios lugares del mundo, dar a conocer sus derechos y hacer ver por qué es tan necesario trabajar día a día por su desarrollo.

De hecho, el propósito fundamental del Día Universal del Niño es recordarnos a todos que son el colectivo más vulnerable y, por tanto, el que más sufre. Por ello, esta celebración es doble y sirve:

Para preservar sus derechos

Los más pequeños dependen de sus mayores para asegurarse un bienestar. Por ello, los organismos nacionales e internacionales deben velar siempre por derechos y asegurarles una vida digna y segura.

Para generar conciencia

Desgraciadamente, aún existen muchos lugares en el mundo donde los niños son discriminados por su religión o por tener alguna diversidad funcional. Incluso en demasiados casos son explotados, no tienen una atención médica básica y se les obliga a abandonar sus estudios. Estas son situaciones que se repiten cada día y deberían remover la conciencia de todos.

El origen de la celebración del Día del Niño

El nacimiento de esta jornada mundial dedicada a los niños a nivel global tiene su origen en la Primera Guerra Mundial. Durante este conflicto bélico, la población civil, incluidos los más pequeños, sufrieron los estragos de la guerra.

Estas fatales consecuencias provocaron que la Sociedad de Naciones (organismo precursor de la ONU), comenzara a tener en cuenta los derechos de los niños, no solo en las guerras, sino también en tiempos de paz.

En el año 1954, la Asamblea General de las Naciones Unidas, recomendó que se instituyera en todos los países un Día Universal del Niño y sugirió a los gobiernos de cada país que lo celebraran en la fecha que cada uno de ellos estimara conveniente.

Desde entonces, en cada lugar del mundo se conmemora un día diferente. Es España se celebra el 15 de abril, exceptuando la Comunidad de Madrid, donde tiene lugar el segundo domingo de mayo.

Los Derechos fundamentales de los niños

  • Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad
  • Derecho a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social del niño.
  • Derecho a un nombre y a una nacionalidad desde su nacimiento.
  • Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica
  • Derecho a una educación y a un tratamiento especial para aquellos niños que sufren alguna discapacidad mental o física.
  • Derecho a la comprensión y al amor de los padres y de la sociedad.
  • Derecho a actividades recreativas y a una educación gratuita.
  • Derecho a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia.
  • Derecho a la protección contra cualquier forma de abandono, crueldad y explotación.
  • Derecho a ser criado con un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal.

En la actualidad, parece obvio que los más pequeños tengan derechos tales como el acceso a una vivienda, educación o alimentación. Pero en muchos lugares del mundo esta no es la realidad a la que se enfrentan. Por eso, es importante celebrar el Día del niño, para promover y exigir una igualdad y un bienestar reales que estén al alcance de todos nuestro niños.

A lo largo del año, son muchos los días que festejamos multitud de acontecimientos de todo tipo. Sin embargo, muchas veces no tenemos ni idea de la historia que hay detrás de ellos, ni de cuáles son sLeer más