Cómo la búsqueda por voz afecta a la logística

Las tecnologías de voz para operaciones relacionadas con el sector logístico han alcanzado durante la última década un enorme grado de madurez. La gestión de diferentes operaciones a partir de sistemas que emplean el uso de la voz ha pasado de ser algo puntual a convertirse en el día a día de los almacenes y centros de distribución.

Esta avance llegó para solucionar un problema muy arraigado en la logística y que estaba limitando la productividad de muchas de las tareas diarias: la interacción del usuario con el sistema. De hecho, manejar maquinaria o manipular productos son actividades que exigen utilizar las manos, por lo que la atención visual del operario se centra en un punto, pudiendo suponer una distracción que no solo perjudica el rendimiento, sino que afecta a la seguridad.

Para solucionar este tipo de limitaciones, el desarrollo de las tecnologías de voz marcó un punto y aparte en la logística. Sus avances han permitido que en la actualidad sea una realidad más que tangible el reconocimiento eficiente del lenguaje hablado, algo que ha redundado de un modo directo en el incremento de la productividad.

Así, el control por voz forma ya parte del día de un almacén. Este sistema, también conocido como Voice picking o Picking por voz permite una preparación rápida y precisa de pedidos. Los datos intercambiados entre el software y el empleado no solo sirven para llevar a cabo las tareas diarias, sino que pasan a formar parte de una base de datos para mejorar la productividad y gestión del almacén.

Qué son los sistemas de Picking de voz y cómo funcionan

Este tipo de tecnología da asistencia a los trabajadores de un almacén o centro logístico a través de instrucciones verbales. Mediante unos dispositivos que están conectados al sistema de gestión del almacén,  las órdenes se convierten en comandos de voz que el operario escucha.

Una vez cumplidos estos mandatos, el operario lo confirmará también con su voz, y toda la información de estos procesos quedará registrada en el sistema de forma automática.

El gran valor de este sistema es que los trabajadores llevan a cabo todas las fases del picking con rapidez y precisión, eliminando en gran medida los posibles errores humanos en la preparación de los pedidos.

Y es que no podemos olvidar que la eficiencia en la gestión de un almacén tiene al picking como su gran protagonista, y en este sentido, el Voice picking es una de las alternativas que de forma más efectiva aumenta los niveles de productividad, con un efecto tremendamente positivo sobre los resultados de este tipo de operaciones dentro de la cadena de suministros.

Para que este sistema funcione, es necesario un software de picking por voz, una solución que acompañará al operario durante todo el proceso de preparación de un pedido. Este trabajador recibe las indicaciones del sistema y se produce un intercambio de información a través de micrófono, auriculares y un dispositivo de comprobación de datos.

Ventajas de los sistemas de voz en logística

A pesar de su nombre, el Voice picking no se limita únicamente a gestionar las tareas de preparación de pedidos. Su aportación es fundamental también en otras actividades esenciales del almacén, como las operaciones de cross-docking o recepción de mercancías.

Esta una de las principales ventajas de este tipo de tecnología, la versatilidad que ofrecen. Pero sus beneficios no se quedan aquí, van mucho más allá:

  • Eliminación de fallos humanos: está comprobado que la utilización de sistemas de reconocimiento de voz reduce la tasa de errores en un 80-90%.
  • Reducción de costes: pese a la inversión inicial, necesaria para instalar este sistema en una empresa, esta tecnología disminuye considerablemente los gastos, ya que se puede realizar el mismo trabajo con una plantilla más reducida y obtener un retorno de la inversión rápidamente.
  • Aumento de la productividad: la velocidad de trabajo aumenta en gran mediad, consiguiendo que se procesen un mayor número de pedidos en el mismo tiempo.
  • Incremento de la satisfacción del empleado y de los clientes: los operarios, al tener la vista y las manos libres, pueden trabajar con mayor eficiencia, lo que implica a su vez el aumento de la satisfacción y motivación laboral. En el caso del cliente, la tecnología de voz consigue que las entregas sean más puntuales y correctas, evitando incidencias y devoluciones.

Como podemos ver, la introducción de los sistemas de búsqueda por voz en el sector logística generan multitud de beneficios, tanto para la propia empresa, como para los usuarios y clientes, por eso no es de extrañar, que cada vez más empresas adapten esta nueva tecnología en su día a día.

Las tecnologías de voz para operaciones relacionadas con el sector logístico han alcanzado durante la última década un enorme grado de madurez. La gestión de diferentes operaciones a partir de sistemaLeer más